La grasa láctea y MFGM marcan la diferencia: Últimas investigaciones llevadas a debate

Praga, República Checa - Jue, 05/11/2017

Un reciente estudio demuestra que una fórmula infantil suplementada con grasa láctea y su  membrana (MFGM) contribuye a un crecimiento saludable, reduce infecciones y mejora el desarrollo cognitivo del niño.

Durante la 50ª  reunión anual de la ESPGHAN se presentaron los últimos resultados del Estudio Tumme*, de la mano de ponentes destacados, líderes de opinión a nivel internacional.

El simposio presentado por Hero “Nutrición temprana: los efectos de la fórmula infantil suplementada con MGFM en la microbiota, el metaboloma y el lipidoma del niño” destacó cómo una fórmula infantil suplementada con grasa láctea y MFGM se acerca al efecto beneficioso de la leche materna, comparando tres grupos: niños alimentados exclusivamente con leche materna, niños alimentados con una fórmula estándar y niños alimentados con una fórmula infantil con grasa láctea y MFGM.

Nikleas Timby

El Dr. Niklas Timby (Umea, Suecia) comparó la composición de microbiota oral de lactantes alimentados con fórmula estándar con lactantes alimentados con una fórmula suplementada con MFGM, concluyendo que existe una menor presencia de bacterias como Moraxella catarrhalis en la microbiota oral de éste último grupo de niños, más cerca de los bebés amamantados. Curiosamente, la infección por Moraxella catarrhalis es una causa importante de otitis media (OTM), por lo que podría explicar la menor incidencia de esta patología en los lactantes alimentados con fórmula enriquecida con MFGM.

Carolyn Slupsky

La catedrática Carolyn Slupsky (Universidad de Davis, California) describió la utilidad de estas nuevas técnicas para comprender mejor el impacto de la nutrición en el microbioma y el perfil metabólico. Si bien MFGM tuvo poco impacto, tanto en la estructura y función del microbioma y del metaboloma del plasma, en general los dos grupos alimentados con fórmulas fueron más similares, comparados con el grupo amamantado, lo que demuestra que todavía existen diferencias en relación a estos parámetros entre lactantes amamantados y alimentados con fórmula.

Tove Grip

En tercer lugar, la Dra. Tove Grip (Umeå, Suecia) se centró en los "Efectos en la composición lipídica plasmática y en la composición de los ácidos grasos en los glóbulos rojos (RBC)”. Expuso que alimentar a los lactantes con la fórmula suplementada con MFGM sí afectaba a los perfiles lipídicos de suero y RBC. Concluyó que las diferencias observadas en el perfil lipídico pueden contribuir a los efectos positivos previamente observados sobre el desarrollo cognitivo y el sistema inmunológico.

Olle Hernell & Bo Lönnerdal - ESPGHAN 2017

El simposio fue moderado por dos expertos en nutrición infantil, Bo Lönnerdal, Profesor Emérito de la Universidad de California, Davis (EE.UU.) y Olle Hernell, Profesor Emérito de Pediatría de la Universidad de Umeå (Suecia).

El Prof. Hernell y el Prof. Lönnerdal reconocieron que, aunque esta nueva fórmula ha contribuido a disminuir las diferencias entre lactantes alimentados con leche materna y con fórmula infantil, es necesario seguir investigando en ésta área de conocimiento, ya que la leche materna es un fluido muy complejo y único, imposible de copiar.