Nuevas recomendaciones de la ESPGHAN sobre alimentación complementaria

La ESPGHAN ha actualizado recientemente sus guías para la introducción de la alimentación complementaria, que originalmente fue publicado en 2008. Este documento emite varias recomendaciones sobre este período de rápido crecimiento, desarrollo y cambios marcados en la dieta (nuevos alimentos, sabores y prácticas alimenticias).

En este documento, la ESPGHAN refuerza sus recomendaciones sobre el momento de la introducción de la alimentación complementaria:

  • Se debe promover durante al menos 4 meses la lactancia materna (17 semanas, comienzo del 5 º mes de vida) o lactancia exclusiva durante aproximadamente 6 meses (26 semanas, comienzo del 7 º mes) como un objetivo deseable.
  • La alimentación complementaria (sólidos y líquidos diferentes a la leche materna o fórmula infantil) no debe introducirse antes de los 4 meses ni retrasarse más allá de 6 meses.
  • Además, la ESPGHAN recomienda ofrecer una gran variedad de alimentos, con diversos sabores y texturas, incluyendo verduras con sabor amargos, manteniendo la lactancia materna con alimentación complementaria y evitando la leche entera de vaca como bebida principal antes de los 12 meses de edad.    

La ESPGHAN ha introducido un nuevo posicionamiento sobre la introducción de alimentos potencialmente alergénicos y sobre el gluten, basados en las nuevas evidencias científicas:

  • Los alimentos potencialmente alergénicos pueden introducirse en el mismo momento que se inicie la alimentación complementaria a partir de los 4 meses.
  • La introducción de los cacahuetes en niños de alto riesgo se debería de hacer entre los 4 y 11 meses, siguiendo la recomendación del especialista.
  • El gluten debería introducirse entre los 4 y 12 meses, evitando el consume de grandes cantidades durante las primeras semanas de haberlo introducido y posteriormente durante la infancia.

Finalmente, la ESPGHAN vuelve a emitir unas recomendaciones sobre la prevención de la adición de sal y azúcar a los alimentos complementarios. Recomienda que las dietas veganas para bebés deben usarse bajo supervisión médica o dietética adecuada y los padres deben entender las graves consecuencias de no seguir el consejo de su especialista con respecto a la suplementación de la dieta. 

Con este documento, la ESPGHAN actualiza su posición sobre la alimentación complementaria y mantiene sus recomendaciones sobre el tiempo de introducción, definen claramente su posición acerca de la exposición temprana y controlada de alimentos potencialmente alergénicos y sobre el gluten.